lunes, 5 de abril de 2010

LOUIS KAHN "Mi Arquitecto"
















Documental: Louis Kahn, Mi Arquitecto: El viaje de un hijo
Un misterio, Murió de un ataque al corazón en los servicios de la estación de Pennsylvania de Nueva York. Acababa de regresar de un viaje de trabajo en la IndiaLleno de contradicciones: Pasó de crear importantes edificios a morir solo, pobre y abandonado en el baño de Penn Station, New York y no ser reconocido durante días. Logró una extraordinaria carrera en la arquitectura, sin embargo llevaba una desordenada y controvertida vida personal.
Su hijo ilegítimo Nathaniel Khan retrata la vida de su padre, a través de sus obras, entrevistas con arquitectos y familiares en el documental nominado al Oscar en el año 2003 "Mi Arquitecto: El viaje de un hijo."
Este documentaltal, es la búsqueda de respuestas de un hijo sobre su padre, a quien veía más como un mito que como a un hombre. Durante cinco años investigó para entender a su padre ausente. Necesitaba descubrir quien fue realmente y entonces preparó una travesía para ver sus obras. Visitó Israel, India y Bangladesh (también Bangladés, estado del sur de Asia, rodeado por territorio indio).
Su colega, el ya fallecido arquitecto Phillip Johnson, definió a Kahn como "el arquitecto más querido" de su tiempo. "Lloyd Wright era muy rudo, con Mies Van Der Rohe no se podía hablar, Le Corbusier era cruel, pero Louis... era un hombre"
. Louis fue realmente querido por aquellos que lo rodearon, Phillip Johnson, su esposa e incluso las dos arquitectas con quien tuvo secretamente hijos. Una fue su compañera de trabajo Anne Tyng, y la otra Harriet Pattison,
madre del director del film.
Anne Tyng (que colaboró con él en numerosos proyectos en especial en la casa Bath en Trenton, New Jersey) lo definía muchos años después de terminada su relación con Kahn, como carismático, que poseía un enorme encanto, muy accesible y que tenía una conexión con la gente.

En un momento del documental se presenta un clip en el que Louis recuerda que tuvo como profesor a William Grey, jefe del departamento de Central High, que daba el único curso de arquitectura greca, romana, renacentista, egipcia y clásica. En ese momento notó que solo la arquitectura sería su vida. Se pregunta "cuan accidental es nuestra existencia, y cuan sometida a la influencia de las circunstancias.
Louis luchaba por encontrar un estilo propio en la época de la arquitectura moderna, acero en altura y casas de vidrio. Hizo el intento de diseñar en ese estilo pero nunca se sintió bien haciéndolo. En 1940, con la ayuda de su esposa Esther, abrió su propia oficina con varios hombres y una mujer. Tenía casi 50 años y todavía no se encontraba a sí mismo. Viajó por el mundo antiguo y finalmente descubrió lo que quería hacer: edificios modernos que tuvieran el sentir y la presencia de ruinas antiguas.
El mundo lo descrubrió cuando construyó el edificio Richard, pero él se descubrió a si mismo cuando construyó la pequeña casa Bath, donde pudo aplicar por primera vez sus ideas sobre arquitectura antigua.


Instituto Salk, la Jolla, California (1959 - 1965)



Kahn fue profesor de Arquitectura en la Universidad de Yale donde tuvo una gran influencia, a la vez que ejercía la profesión en Filadelfia. Sus trabajos reflejan su interés por la luz y los materiales.
B.V.Doshi, Frank Gehry, Philip Johnson, I. M. Pei, Robert Stern entre otros arquitectos nos hablan de él. "De cierta forma, el filme fue como conjurarlo, traerlo de vuelta de la muerte por dos horas", dijo recientemente a la prensa Nathaniel Kahn, el autor del documental. "Mientras fui pequeño nunca vi mucho del mundo de mi padre, sólo una parte a través de un agujero del porte de una cerradura. Pero lo que vi fue fascinante".

No todos los entrevistados en el documental alababan a Kahn. Nathaniel entrevistó al arquitecto Edmund Bacon, un destacado urbanista, arquitecto, educador y autor. Siempre había oído que Ed Bacon fue la "némesis" de Louis Kahn. Bacon estaba encargado de toda la reconstrucción del centro de Filadelfia en los años 50 y 60 y contrató a Louis para proporcionar ideas de cómo hacerla.
Museo de Arte Kimbell (Ciudad Fort Worth' Texas EEUU) iNAGURADO EN 1972
Adentrándonos en la historia de la vida de Kahn vamos encontrando algunas coherencias también. Jack Mc. Callister, uno de los hombres que trabajó con Kahn en el Instituto Salk para biólogos cuenta que él no quería que en su edificio se viera algo que pareciera que no lo había anticipado. Entonces, cuando pasaba algo, en vez de tratar de ocultarlo hacía más de eso. "Así pensaba las cosas, no sólo la arquitectura, sino cualquier dificultad o adversidad, en vez de taparlo, lo tomaba y expresaba que le pertenecía" y se podría decir que Louis relacionaba esta forma de pensar con su propia imperfección física, las cicatrices en su cara. Cuando tenía 3 años en su natal Estonia, quedó cautivado por la luz que desprendía de la estufa prendida. Las llamas lo alcanzaron y quemaron su cara y las palmas de sus manos. Su padre pensó que sería mejor que muriera pero su madre dijo que crecería para ser un gran hombre debido a ello. Por eso mostraba las "cicatrices"del edificio producidas por la forma en que fue hecho.
Louis no construyó muchos edificios pero sí cambió el curso de la arquitectura. El arquitecto chino nacionalizado estadounidense I.M. Pei (Ieoh Ming Pei), que conoció a Louis, nos explica que los edificios no significan éxito, 3 o 4 obras maestras son más importantes que 50 o 60 edificios. Calidad, no cantidad. De esto se trataba Louis Kahn.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada